Visión Morelos

Se encuentra usted aquí

La compañía teatral “Ajo Confita’o” planteará el problema del maltrato animal con su obra “La sin razón de la razón”

Perfiles: 

El próximo Domingo Infantil del 24 de mayo, la compañía teatral “Ajo Confita’o” escenificará la obra “La sin razón de la razón” —basada en la novela “Juicio a los Humanos” de José Antonio y Eduardo Jáuregui—, combinando teatro y títeres para invitar al espectador a ingresar a un mundo ficticio en donde los animales tienen la capacidad de razonar y cuestionar el accionar del ser humano, tanto en sus aspectos loables como también en lo negativo e irracional. La actividad está enfocada a niños mayores de 4 años, tiene una duración aproximada de 45 minutos y la entrada tendrá un costo de $20 pesos.

Nhakmeknak, el protagonista, es un visitante del planeta Liknus que vendrá a la Tierra para observar de cerca el  trato  que  los  humanos  tienen  con  el  resto  de  los  animales. Al  llegar  se  encontrará  con  la  mona Wamba, que le invitará al bosque para que pueda conocer los testimonios de algunos animales que ella conoce. El juicio que se desarrollará tendrá tres acusaciones: calumnias en contra de los demás animales, maltratos y extinción de especies.¿Es culpable la humanidad de lo que se le acusa? Los espectadores serán los encargados de precisarlo.   

Ajo Confita’o es una colectiva artística que nace el año 2013 en la isla grande de Chiloé, Sur de  Chile, y que combina las diversas habilidades de sus integrantes para emplear el arte como una herramienta de concientización, educación, organización, participación y acción social, enfocada principalmente en el trabajo con niños y niñas, adolescentes y jóvenes. Entre sus actividades destacan  el  montaje  de  la  obra  infantil  de  títeres  llamada  “El  gusanito  que  quería  volar”  y  la realización  de  talleres  de  títeres  con  materiales  reciclados, globoflexia, zancos, juegos  teatrales, improvisación teatral y maquillaje teatral. 

“La sin razón de la razón” no busca realizar un juicio de valor al ser humano por el trato que da a los animales o a la naturaleza, sino que intenta incentivar al espectador a realizar un proceso de cuestionamiento hacia sus actos y los de la sociedad. Será el público quien, a través de la visibilización y reflexión del actuar del homo sapiens por medio de las acciones y diálogos de los personajes, establecerá la culpabilidad o inocencia de la especie humana y finalmente decidirá qué acciones tomará para remediar lo ocurrido. La obra busca sensibilizar a los espectadores sobre la relación que tiene el ser humano con los demás animales y el medio ambiente, llevándolo a desarrollar empatía por el sufrimiento de otros seres vivientes, tomar la responsabilidad de proteger a quienes no pueden hacerlo por ellos mismos y respetar a cada criatura del planeta aunque existan diferencias físicas y, aparentemente, cognitivas.