Visión Morelos

Se encuentra usted aquí

Auditorio Cultural Estatal Teopanzolco, en Cuernavaca

Con la finalidad de ser el auditorio cultural más importante del estado de Morelos, prestando servicios de calidad escénico y teatral, fomentando espectáculos artístico-culturales, con cobertura local, nacional e internacional, el Auditorio Teopanzolco será rehabilitado, remodelado y se le implementará toda la infraestructura necesaria para su correcto funcionamiento y  colocarlo como un referente artístico en la ciudad de Cuernavaca.

Su importante conexión con la zona arqueológica propiciará la creación del corredor cultural que conectará la zona arqueologíca, el auditorio, la zona comercial de Río Balsas, Plaza Cuernavaca y La Antigua Estación de Ferrocarril de Cuernavaca.

El pasado 22 de septiembre de 2014, el jurado conformado por la arquitecta Olga Orive Bellinger, presidenta de ICOMOS México (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, organismo de la UNESCO); el escenógrafo y arquitecto Alejandro Luna; los arquitectos Enrique García Formentti y Gonzálo Gómez Palacio, así como el arquitecto Martín García Cervantes, titular de la Secretaría de Obras del Ayuntamiento de Cuernavaca, después de la revisión de cada una de las cinco propuestas presentadas, seleccionó por decisión unánime al arquitecto Isaac Broid + Productora como el proyecto conceptual ganador.

En charla con los arquitectos seleccionados, Isaac Broid, Abel Perles y Carlos Bedoya, dan pormenores de su proyecto.

–¿Cómo es que deciden unir esfuerzos para este proyecto?

–Somos dos oficinas de arquitectura, que nos dedicamos básicamente a hacer proyectos de arquitectura, y fuimos convocados afortunadamente para participar en el concurso del Auditorio en Teopanzolco. Unimos esfuerzos, Carlos y Abel forman parte de una oficina de arquitectura que se llama Productora, son arquitectos más jóvenes y son de los despachos de arquitectura más importantes del país y yo que quería trabajar con un grupo de arquitectos jóvenes, talentosos, entusiastas, y afortunadamente ganamos el concurso.

–De cinco poryectos fueron los elegidos.

–A muchas de estas oficinas las conocemos porque el medio es pequeño y son arquitectos que respetamos por toda la trayectoria que han tenido. Nos daba gusto saber que había una competencia fuerte. Es una gran alegría y al mismo tiempo pues una gran responsabilidad.

–¿Algún vínculo con el estado o con la ciudad capital, Cuernavaca?

–Existe una relación muy fuerte entre el Distrito Federal y Cuernavaca, siempre ha sido un lugar muy visitado por la gente del D.F. y en esa dinámica yo también tuve la oportunidad de constantemente de visitar Morelos, bueno en este caso particular a Cuernavaca, también hay distintos sitios del estado como Tepoztlán, Xochicalco o la histórica Cuautla.

El vínculo es sentimental, afortunadamente el Distrito Federal que es en donde vivimos, se encuentra muy cerca y pues siempre Morelos es un estado al que acudimos con cierta regularidad, independientemente de lo clásico Tepoztlan, Amatlán o Cuernavaca, Las Estacas es un lugar donde frecuentaba mucho con mis hijos, u otro lugar muy diferente es Zacualpan de Amilpas que también es una zona que especialmente tengo como cariño. Pues es la cercanía y es igual las ganas de conocer otros lugares, la zona de las haciendas, los conventos, siendo arquitectos pues siempre son lugares que nos llaman la atención.

–Al enterarse de la convocaroria ¿cuál es su paso a seguir, vienen a visitar o ven por internet el espacio físico del Auditorio de Teopanzolco?.

–Inmediatamente que nos enteramos de la convocatoria lo primero que organizamos fue un viaje al sitio para conocerlo, la verdad es que la mejor forma de conocer dónde vas a trabajar es conociendo el sitio, a veces en otras convocatoria no hay la oportunidad porque son como muy lejanas pero si existe acceso al sitio físicamente pues a nosotros nos parece mucho más interesante.

–¿Cuál fue su impresión al conocer el auditorio existente?

–Contradictorio, porque la primer sorpresa fue la pirámide, las veces que he visitado Cuernavaca jamás me imaginé que existían. Y por otra parte la estructura actual es muy particular porque es una gran barrera enorme, que te impide ver una de las vistas más bonitas que existen, porque es privilegiada desde arriba de la pirámide que puedes ver una gran parte de la ciudad y de una manera muy particular topográficamente.

Entendimos muy bien qué querían para el auditorio. Algo completamente diferente, en el sentido de la relación que tenía seguramente entre la parte arqueológica y la misma ciudad con el objeto, con el edificio.

–¿En qué consiste su proyecto?

–Por un lado hay una premisa, que es el hecho de tener la zona arqueológica que sentíamos que no estaba explotada, a pesar que nuestro proyecto no se vincula directamente o no se tendría que vincular como en las bases que nosotros pensábamos que era fundamentar, explotar y exponenciar, como esa misión, entonces casi casi que lo que planteamos como proyecto está directamente vinculado con la zona arqueológica es decir, extendemos de alguna manera la zona arqueológica a través de una plataforma que es la que después va a contener el  auditorio. Y el auditorio con el fin de exponenciar la audiencia espacial hacia las pirámides y hacia la ciudad es un doble auditorio, es un auditorio que empieza a nivel del piso y se levanta su techumbre para formar un auditorio al aire libre y ese mismo techo que sirve como plataforma para tener gente, funciona como techo del auditorio cubierto de tal manera que sentimos que el proyecto es sensible como este contexto tan característico y en paralelo lo exponencia. Esas son las premisas básicas del proyecto.

–¿Se están planteando entonces dos foros? ¿Un foro al aire libre y uno digamos techado?

–Si, exacto, dos foros principales con la característica de foros, pero el abierto que además tiene como fondo la zona arqueológica, las pirámides y el cubierto que tiene otras características más técnicas, pero también hay una zona que es la plaza que rodea el auditorio que también se va a utilizar para otro tipo de usos un poco más flexibles.

–¿Por qué triángulos?

–Por dos cuestiones, una es que en el proyecto debemos reutilizar la segmentación existente porque no se puede excavar, entonces la segmentación existente tiene un trazo que si uno lo continua se podría transformar en un triángulo y eso que hicimos por un lado intuitivamente seguimos el trazo original y nos llevó a la forma de un triángulo, forma de un triángulo funciona muy bien para un auditorio, el triángulo es una figura geométrica muy simple y contundente, y creemos que de alguna manera hay una relación con la parte formal de los vestigios arqueológicos que hay ahí frente y que es una buena manera de llegar y por otro lado nos gustó trabajar con la forma del triángulo.

La geometría tiene que ver con ciertos parámetros que tenemos que seguir, que sentimos que a través de esta figura que es como una geometría clásica, logramos armonizar con la zona arqueológica, hay un vínculo muy fuerte, por lo tanto en materiales y colores existirá un vículo  con lo que sucede en la zona arqueológica y los materiales, piedra con colores que armonice.

Y sobre todo que la figura del triángulo nos da el menor impacto visual en relación con la presencia de las pirámides de todos los edificios que pudimos haber decidido plantear ahí  entendimos que esta forma del triángulo tiene una manera de incorporarla a donde va saliendo el cielo suavemente, la parte más alta, es la parte más pequeña y más alejada y de esta manera sentimos que estamos siendo bastantes respetuosos con la preexistencia.

–¿Qué tipo de materiales utilizarán?.

–La idea de los materiales es vincularlos de una manera contemporánea con lo que sucede en la paleta cromática ya existente en la zona arqueológica. Buscamos de alguna manera armonizar con estos materiales, aún no sabemos, pensamos que podría ser algún tipo de piedra.

–¿Se han encontrado con algún tipo de inconveniente?

–Todos los proyectos tienen inconvenientes que se deben de aprovechar para desarrollar los proyectos y llevarlos al término. Aquí había la condición de que no se puede excavar, por tener un sitio arqueológico, que nosotros estamos cumpliendo al 100%.

–Ya seleccionados se intensifica el trabajo.

–Es una gran oportunidad porque son de estos proyectos, que según tenemos entendido, se tiene que hacer en corto plazo, entonces eso hace que se vuelva en situaciones más reales, casi tangibles. La fecha exacta de entrega se está definiendo.

–¿Cuántas personas estarán involucradas?

–Es difícil definirlo, justo ahora que estamos empezando a definirlo pero de entrada yo te puedo decir que Isaac que es el principal de oficina y cuatro en la oficina de Productora, que estamos trabajando como asociados. De entrada hay cinco personas colaborando en el proyecto, más equipo que tenemos que ir armando después de hacer un análisis, pero será un equipo grande porque es un proyecto muy importante, tenemos como una gran responsabilidad y por lo tanto será un equipo importante.

Es un proyecto que necesariamente tiene que involucrar a muchos especialistas, por lo tanto la cantidad de personas que trabajan en proyectos de este tipo es muy alto.

–¿Algo más que deseen agregar?.

–Estamos muy contentos, es una gran oportunidad hacer este proyecto y además en la zona en que se encuentra, no porque otras no tengan la importancia, pero al final aquí el contexto, todavía más importante tal vez que en otras misiones, estamos muy contentos de poder aportar un granito de arena a la sociedad.

Es un proyecto que ojalá permita el dialogo entre diferentes instituciones, para poder lograr de esto un espacio público común, de un uso intensivo para todos los habitantes de Cuernavaca. Y por lo mismo es un proyecto de alta responsabilidad para nosotros y todas las instituciones involucradas.

Con una inversión de 100mdp del gobierno federal se construirá en Cuernavaca el Auditorio Cultural Estatal Teopanzolco, nuevo centro cultural que se construirá sobre la estructura ya existente del Auditorio Teopanzolco, erigido en los años 80 junto al terreno del sitio arqueológico ocupado por grupos tlahuicas alrededor del año 1200 después de Cristo. El proyecto cumplió con los requerimientos establecido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia para no afectar el lugar donde se encuentran restos de valor arqueológico, además de que se pidió que el inmueble no rebase la altura de la principal pirámide del asentamiento precolombino. Aunque el aforo del nuevo auditorio está por definirse, para que tenga la mejor acústica y panóptica, se estima que podrá recibir ente mil y mil 200 asistentes. La programación tendría énfasis principalmente en el teatro, danza y conciertos.

Perfiles: