Se encuentra usted aquí

Excelsa presentación de disco de Ciprianodonte en el Teatro Ocampo

“A la breve distancia de un soplido”, el más reciente disco de Arturo Cipriano, mejor conocido como Ciprianodonte, con su propuesta de folklojazz y que resume 42 años de trayectoria musical, fue presentado este jueves 19 de julio en el Teatro Ocampo ante el público morelense, el sexteto de Ciprianodonte lo complementan Azucena Méndez en la voz, Keiko Niikura en el piano, Eduardo Velarde en la guitarra, David Caspeta en la batería y Omar Vázquez en el bajo; y como invitados especiales se contó con la participación de Odiseo Reyes como tenor, Carlos Torres en el violín, Guillermo González Phillips en la guitarra; Andrés Uribe en la guitarra; y la pionera del free jazz Ana Ruiz al piano.

Concierto en el que las edades de las músicos eran diversas, más no el talento que los caracterizó con su excelsa ejecución, ante la buena respuesta del público asistente Cipriano demostró en una breve distancia que el arte está vivo a través de su propuesta musical, que es fe y esperanza de supervivencia de los pueblos y sus culturas, sonidos primigenios retomados por excelsos músicos, un gran soplido que honró a los ancestros a manera ofrenda, una buena conjunción de notas y ritmos.

El conjunto de ejecutantes despliega un repertorio que incluye y enfatiza múltiples variantes rítmicas que han enriquecido nuestro continente como el konkoba, el maracatú y el candombe; así como un entramado de temáticas y sugestiones que van desde el caribe afroandaluz hasta el ritmo del chinelo de Morelos. Todo eso afincado en un profundo conocimiento del lenguaje jazzístico de cada uno de los participantes, sorprendiéndonos con solos, improvisaciones y juegos de voces inusitadas. Versificaciones, aventurerismo sonoro y melodías propiciatorias o repentistas que estiran emociones y el sentido de humanidad.

“A la breve distancia de un soplido” es un documento vivo que resume la no breve trayectoria de Arturo Cipriano, mejor conocido como Ciprianodonte, este, su catorceavo material discográfico, surge a 42 años de su primera producción con la mítica “Nopalera”, grupo que lideró y con el cual realizó cuatro discos a lado de grandes colaboradores como Marcial Alejandro, los hermanos Eugenio, Cecilia, Fernando y Enrique Toussaint, Alejandro Corona, Tiki Bermejo, Maru Enríquez, entre muchos otros. Agrupación de la que muchos abrevaron para crear lo que ahora se conoce como música latinoamericana contemporánea. Posteriormente, realizó en 1981, el disco “Cristal” en compañía de Gerardo Bátiz y le siguieron de 1989 al 2008, ocho producciones más con su agrupación  “Mitote Jazz” junto a la cantante Isabel Tercero.

Desde sus primeras colaboraciones con Joao de Aquino en Brasil y sus giras transcontinentales con Ángel Parra, Ciprianodonte, está armado de una incontenible carga de locuras sonoras que han sido el interés y motor de su obra, se ha alimentado de los ritmos negros afincados y desarrollados en los pueblos de este continente. Otras raíces también lo cimbraron hasta la médula y se refleja en toda su música: ese bagaje de la música formal que se trasformó en manos y partituras de rebeldes, en la aventura sin medida de síncopas y ritmos atrevidos conocidos como “Jazz” y los latidos del tambor y la cantilación ceremonial.  Todo ello, en esta producción de “A la breve distancia de un soplido” se ha vertido en un caldero vibrante que bien identifican todos aquellos que conocen su obra y que bien pueden decir: “Ese es Cipriano”.

En esta producción, Ciprianodonte se recicla, se sorprende a sí mismo y reta a sus ejecutantes con veinte piezas, en las que participaron 39 colaboradores, entre arreglistas, coros y ejecución de diversos instrumentos. En el tiempo que realizó esta producción, Cipriano además compuso la obra orquestal titulada Aire negro primera parte de: “Cueripardos, almiprietas y su tam-tam migrante” como miembro del Sistema Nacional de Creadores del FONCA.

El disco fue oficialmente presentado en el marco del 100 aniversario del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris el pasado 27 de abril, en la portada presenta una obra plástica realizada especialmente para este disco por el artista visual Jazzamoart titulada “Inventor de ruidos y canciones” y contiene 20 canciones: “El fuego de mayo”, “Declarasón”, “Moyocoyatzin”, “Rabou-Abou-Kabou”, “Zanate”, “Acapulke manda”, “Atlántica”, “Locomotora”, “Miradas”, “Gusmin/A la franca”, “Muerte de Antoñito El Camborio”, “Las pocas hojas del maguey”, “La neta”, “Cihuapipiltin”, “Interrupción”, “Jitanjáforas”, “Mi color, mi hermano”, “Encantasílabos”, “Chinelito” y “Leyenda del chupilote”.

Tema(s): 
Perfiles: