Se encuentra usted aquí

Folklor del mundo en la M Ponce a través de "Músicas del Mundo"

El pasado sábado 18 de agosto en la Sala Manuel M Ponce del Centro Cultural Jardín Borda la soprano Paloma Segarra, el guitarrista Álvaro Muñoz y la artista plástica Ana Gabriel Iñiguez, presentaron el concierto "Músicas del Mundo".

Dicho espectáculo escénico de guitarra, canto y actuación –creado por String-Cord Duet– busca difundir la música folklórica y clásica del mundo, abarcando países de Europa, América y Asia. Álvaro es español y Paloma de origen mexicano, por lo que la idea nace a partir del querer unificar culturas a través del arte. Se han seleccionado obras de distintos países, llevando el folklor del mundo a un escenario. Estilos de gran trascendencia internacional como el tango argentino, el negro espiritual, las seguidillas españolas o el son mexicano, brillarán bajo la luz del escenario.

La primera parte del programa estuvo conformada por las interpretaciones de Inglaterra: “A sheperd in a shade his plaining made” y “My thoughts are winged with hopes de John Dowland; de Italia “Torna a Surriento” de Ernesto de Curtis; de Francia “Mai” de Gabriel Fauré; de Brasil “Boi-bumbá” de Henrique Valdemar y “Bachiana No. 5” de Heitor Villa-Lobos; de España “Si dices que mis ojos” de Fernando Sor y la canción popular “El Vito”; de Japón “Itsuki no Komori-uta” de Toshio Hosokawa; y de Estados Unidos “Ain’t got time to die” de Hall Johnson y Summertime de George Gershwin. Y en la segunda parte Argentina con “Libertango” de Astor Piazzolla y “Por una cabeza” de Carlos Gardel; de Alemania “Wiegenlied” de Lorenzo Palomo; de México la canción popular “La llorona”, “Dime que sí” de Manuel M. Ponce y la obra original de los artistas “Cuento musical” con Álvaro Muñoz en la música y Paloma Segarra en la letra.

El espectáculo evocó innovación gracias a los arreglos musicales elaborados especialmente en el repertorio seleccionado y también a través de obras originales, el programa cerró con una obra espacial compuesta expresamente para éste espectáculo, con música y letra de los mismos artistas. Se trata de un cuento musical que borra las líneas fronterizas entre razas, culturas y lenguas, demostrando que bajo el mismo cielo habitan seres benévolos, antes que especies, colores o nacionalidades, y que la verdadera riqueza de la vida, está en la variedad cultural.

Tema(s): 
Perfiles: