Se encuentra usted aquí

Para Adela Pineda Franco el Premio Bellas Artes de Ensayo Literario Malcolm Lowry 2016

Por su investigación “Las travesías de John Steinbeck por México, el cine y las vicisitudes del progreso” Adela Pineda Franco recibió el pasado martes 28 de febrero el premio Bellas Artes de Ensayo Literario Malcolm Lowry 2016, ceremonia en la que participó la titular de la Secretaría de Cultura, Cristina Faesler; y el subdirector de Literatura y Autores del INBA, Jonathan Minila; actividad moderada por el director de Fondo Editorial del Estado de Morelos, Sergio David Lara Castañeda, ceremonia que se desarrolló en la Sala Manuel M. Ponce del Centro Cultural Jardín Borda, de Cuernavaca, Morelos.

Entregar un premio como este es reconocer su capacidad para contribuir a los cambios culturales y a la reflexión profunda sobre nuestra identidad, así, el premio Bellas Artes de Ensayo Literario Malcolm Lowry, convocado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Gobierno del Estado de Morelos, a través de la Secretaría de Cultura de Morelos, se interesa particularmente en textos ensayísticos sobre la obra de creadores extranjeros relacionados de manera estrecha entre México. Este premio nos recuerda la importancia de la mirada de los otros para el fortalecimiento de la memoria colectiva y la reflexión sobre nuestra identidad.

La titular de la Secretaría de Cultura de Morelos expresó: “El Premio Bellas Artes de Ensayo Literario Malcolm Lowry, convocado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Gobierno del Estado de Morelos a través de la Secretaría de Cultura, se interesa particularmente en textos ensayísticos sobre la obra de creadores extranjeros relacionados de manera estrecha a México. Entre los ganadores figuran autores de importante trayectoria en la literatura nacional como lo son José Emilio Pacheco, Ignacio Padilla y Ernesto Lumbreras, entre otros, quienes han retratado entre las páginas de sus textos a personajes tan variopintos como William S. Borroughs, Pere Calders, Agustí Bartra, Graham Green, Jack London y el mismísimo Malcolm Lowry. Cabe, además, destacar que esta es la segunda ocasión en la que el nombre de John Steinbeck aparece en la obra del ganador: hace 27 años se otorgó el premio al libro México en dos caras: La perla de John Steinbeck de Selva Danel y hoy a Las travesías de John Steinbeck por México, el cine y las vicisitudes del progreso de Adela Pineda Franco. Como siempre, este premio nos recuerda la importancia de la mirada de los otros para el fortalecimiento de la memoria colectiva y la reflexión sobre nuestra identidad: México, un país rico en tradiciones y multiculturalidad, ha sido objeto, a lo largo de la historia, del interés de miradas extranjeras tanto desde perspectivas puramente exóticas como desde intereses que traspasan esas barreras y logran tejer vínculos profundos, construir una urdimbre de significados en donde, de manera crítica, podamos conocernos y reconocernos”.

Durante su participación Adela Pineda aseguró: “Es la primera vez que escucho quiénes conformaron el jurado, para mi es un gran honor que personas de ese calibre hayan considerado mi trabajo y que me hayan dado este premio, estoy muy emocionada y muy agradecida. Creo que este trabajo es muy valioso, no por mi, sino por lo que Steinbeck representa, su trayectoria, por eso lo titule “Las travesías de John Steinbeck por México, el cine y las vicisitudes del progreso”, porque en sus archivos encontré una red de intelectuales, políticos, diplomáticos, artistas, todos enredados en esa cosa tan extraña que hoy en día llamamos progreso, y no sabemos si es progreso o es destrucción, y esa trayectoria del progreso aparece en los años treinta con una gran depresión económica y concluye, en mi trabajo, con el macartismo o con el momento más álgido de la Guerra Fría, a finales de los cincuenta y los inicios de los años sesenta. Esa cosa que llamamos progreso en mi trayectoria, tiene que ver con las relaciones México-Estados Unidos, relaciones íntimas, perversas, a veces esperanzadoras y a veces verdaderamente preocupantes, creo que Steinbeck es una fuente para entender un poco esa cosa que llamamos progreso. Entre los protagonistas de la vida y en la trayectoria de Steinbeck están Felipa Castañeda, una zapatista, en sus archivos encontré traducciones del español al inglés, de las historias orales del zapatismo regional del Estado de Morelos, Rosa Bobadilla, varias cartas, diplomáticos y también encontré muchísimas cartas alusivas a la música, a las películas en las que Steinbeck participó, no sólo como guionista, muchas veces como segundo director, uno de ellos es un músico alemán que le dio por venir a México huyendo del fascismo junto con otros intelectuales de ese periodo, hizo la música para un documental que era extremadamente folclórico, imagínense esa combinación, y ahí, en esta especie de convergencias de cómo explicar qué está pasando en el mundo con México como un imán, como a veces ese paraiso perdido, en donde viven esas comunidades indígenas todavía incontaminadas de progreso, pero a veces con el deseo de destruirlas y acabarlas en el nombre de ese progreso. Eso fue lo que desarrollé en mi trabajo y espero que cuando se publique no los aburra y les interese como a mi me intereso, nuevamente muchas gracias por esta cálida acogida”.

Con “Las travesías de John Steinbeck por México, el cine, y las vicisitudes del progreso” Adela Pineda Franco nos presenta una intensa y profunda reflexión no sólo sobre la obra del premio Nobel, sino además sobre la compleja relación entre México y Estados Unidos. Una reflexión cuyo valor se encuentra al mismo tiempo en el recuento y la recuperación de nuestra historia literaria y política, y también en la manera en que esa memoria se vincula con nuestra realidad actual en la que, más que nunca, es necesario repensar ideas como identidad y progreso. Texto que nos hace una emocionante invitación a recorrer el quehacer de John Steinbeck y sus vínculos con el México que fuimos y el que somos.

Adela Pineda Franco nació en Puebla, es ensayista y académica, estudió el doctorado en literatura comparada en la Universidad de Texas en Austin, es profesora de literatura y cine latinoamericanos en la Universidad de Boston, donde dirige el Programa de Estudios Latinoamericanos. Fue profesora de tiempo completo en la Universidad de las Américas-Puebla y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Ha sido profesora visitante en diversas instituciones mexicanas, norteamericanas y europeas, como: la Universidad de Rennes, Francia, con la Cátedra de las Américas; la Universidad de Brown, y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Ha recibido varias becas, entre las que destacan: la beca de viaje, C. B. Smith; el Fideicomiso para la Cultura México-Estados Unidos (U. S.-Mexico Fund for Culture-Rockefeller Foundation); la FLAS y la E. D. Farmer Fellowship. Coordinadora del libro colectivo Alfonso Reyes y los estudios latinoamericanos, editado por la Universidad de Pittsburg en 2004.

Tema(s): 
Perfiles: